Accidentes de Bicicleta que Involucran Niños

accidente de niño en bici

Arizona es un gran estado para actividades al aire libre, incluyendo montar en bicicleta. Uno de los grupos de ciclistas grandes en el estado son los niños. Bicicletas proporcionan un medio de transporte, así como de entretenimiento para los niños que quieren un poco de independencia, pero aún no tienen la edad suficiente para conducir. La mayoría de los niños montan y nunca experimentan ningún problema, pero desafortunadamente ese no es el caso para todos los niños.

De hecho, sólo en 2011, hubo 665 personas muertas en accidentes de bicicleta en los Estados Unidos. No todos fueron niños, desafortunadamente algunos eran, y con la posibilidad de un accidente o muerte, es importante que los padres hablen sobre la seguridad de bicicleta con sus hijos.

Cuando ocurre un accidente que involucra a un niño en una bicicleta, un conductor adulto casi siempre culpa al niño. La excusa más común es que el niño es un ciclista sin experiencia y que esto condujo a un accidente. Esto puede ser cierto en algunos casos, pero ciertamente no es en todos los accidentes, y en muchos puede haber fallas en ambos el ciclista y el conductor.

La ley de Arizona requiere que los conductores tomen notas de los ciclistas y que actúen con respecto a la seguridad de un ciclista. El hecho de que el ciclista es un niño no elimina toda la responsabilidad de que un conductor actué con precaución a pesar de lo que algunos adultos pueden reclamar.

¿Por qué ocurren accidentes

Hay cientos de razones por las cuales pueden ocurrir accidentes involucrando a un niño en una bicicleta. Una de las razones más comunes es que el conductor de un carro, autobús o camioneta falla en ver a un niño que está en una bicicleta. En comparación con los adultos, los niños por lo general se sientan más cerca del suelo mientras en su bicicleta y pueden estar por debajo de la línea natural de la vista de un conductor, especialmente cuando un conductor está en un carro elevado como un SUV. Esto significa que es más fácil para un conductor que no esté buscando ciclistas, no ver los y causar una colisión como resultado. Los niños también pueden ser difíciles de ver si no tienen una luz de bicicleta o reflectores en su bicicleta mientras que montan por la noche. Cada ciudad tiene sus propias reglas y regulaciones relacionadas con las bicicletas, pero la mayoría requiere estas características de seguridad básica para aumentar la visibilidad de los ciclistas y para reducir el número de accidentes.

Los conductores que giran causan un gran número de accidentes de bicicleta también. Cuando un conductor intenta girar a la izquierda o a la derecha, el conductor puede estar enfocado en el tráfico vehicular y falla en considerar el tráfico peatonal o de bicicletas que pueda estar presente. Por ejemplo, un conductor que quiere girar a la derecha en contra de una luz roja puede estar mirando a la izquierda del conductor para determinar cuando el tráfico se despeje. Una vez que no haya tráfico que se aproxima, el conductor puede comenzar a proceder a dar la vuelta y sin chequear por tráfico de bicicletas cruzando en frente del vehículo. Si hay un niño en una bicicleta cruzando al mismo tiempo que el conductor gira a la derecha, puede ocurrir una colisión. Estos accidentes ocurren cuando un conductor no es cauteloso, esta distraído, falla en mantener una vigilancia apropiada, o de lo contrario no tiene en cuenta la seguridad del ciclista en la intersección.

Es sorprendente cómo muchos accidentes ocurren cuando los padres menos se lo esperan: en su propio vecindario. Muchos padres piensan que un área residencial es el lugar más seguro para que un niño ande en bicicleta y que nada malo puede suceder si el niño está cerca de casa. Mientras que un área residencial es más seguro que otras áreas, las colisiones con los carros todavía ocurren a menudo en estos barrios y pueden resultar trágico. Muchos son causados por los carros con exceso de velocidad que no cumplen con los límites de velocidad. Cuando un conductor viaja más rápido que lo permitido en un área, puede ser más difícil de parar en caso de que algo este en camino del conductor, como un niño en una bicicleta. Los accidentes dentro de un barrio de alguna manera parecen más trágicos porque los padres quieren creer que su hijo estará seguro cuando cerca de casa.

Cómo mantener a los niños seguros

Lo mejor que cualquier padre puede hacer para mantener a su hijo seguro es educar al niño en los procedimientos adecuados para bicicletas. Esto significa que a los niños se les debe decir que siempre sigan las reglas en su ciudad o pueblo y obedezcan todas las señales de tráfico. Los padres deben revisar las leyes aplicables en su área, ya que algunos lugares tienen reglas muy estrictas sobre las edades de los niños que pueden y no pueden montar las bicicletas en las aceras.

Como todo en la vida, los niños son más propensos a modelar lo que ven hacer a sus padres que lo que escuchan sus padres decir. Esto significa que si usted quiere que su hijo practique una conducción segura, usted debe hacer lo mismo. Siempre requiera que su familia use un casco para bicicletas que les quede bien y que están diseñados para proteger la cabeza en caso de un choque. A nivel nacional, sólo alrededor del 45 por ciento de los niños usan un casco a pesar del hecho de que los cascos se cree que disminuyen el riesgo de lesiones en la cabeza en un 88 por ciento. Usted también debe enseñarles a sus hijos que usen señales de mano para indicar la intención de girar y que siempre monten a la defensiva. Tenga en cuenta que los niños no tienen el mismo proceso de pensamiento como adultos. Sin un gran número de eventos de la vida para basar y toma decisiones, sus hijos no pueden ser capaz de racionalizar la conducta apropiada así como usted puede, así que usted debe tomar tiempo para explicar lo que es conducción segura y lo que significa.

Qué hacer si su hijo ha sido herido

Es la pesadilla de todos los padres de recibir una llamada de que su hijo ha estado en un accidente. Si esto le ha pasado a usted, tenga en cuenta de que usted y su hijo tienen derechos legales y que es posible que tenga un reclamo por daños y perjuicios. Cuando un niño se hiere por un conductor culpable, la ley interviene para que usted pueda hacer un reclamo por las lesiones de su hijo, gastos médicos, dolor y sufrimiento, y cualquier otra pérdida.

Los abogados de Abels y Annes, P.C., representan regularmente a niños que están involucrados en accidentes de bicicleta y estamos 24 horas al día para ayudarle.

Si su hijo se ha herido y le gustaría una consulta de su caso gratis, por favor llámenos al (602) 819-5191 o contáctenos en línea hoy.

Client Reviews
  • I had no trouble reaching my attorney at any time. I was always updated on the case. I could text him, call him, or leave him a message and he would get back to me.
    ★★★★★
  • After contacting several law firms, I sent an email to Dave [Abels] and he responded fairly quickly, asked me several questions, and took the case straight away. From there forward, it was simple and easy.
    ★★★★★
  • These guys were great to work with. At the end of the day, tough case and all, Abels & Annes helped us get enough to pay our bills and then some. My wife has now recovered and we are able to move forward without the cloud of a huge medical debt.
    ★★★★★
  • They were very detailed and communicated well. I felt very secure with professional looking out for my interests. They didn’t talk down to me and explained things in terms I understood.
    ★★★★★
  • Everything was pretty smooth and there was a lot of communication between my attorney and myself. I am really happy with my settlement and I got more than what I expected.
    ★★★★★